Secugen - Diagnóstico THH
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia como usuario. Si continúa navegando en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Para más información visite nuestra Política de Cookies.

Secugen - Diagnóstico Genético - THH

THH

Telangiectasia Hemorrágica Hereditaria (THH)

El síndrome de Rendu-Osler-Weber, también conocido como Telangiectasia Hemorrágica Hereditaria o THH (HHT en inglés), es un desorden vascular cuya prevalencia se estima en 1 de cada 3.000-8.000 individuos. Si bien, por sus complicaciones diagnósticas, estas cifras suelen estar infravaloradas.

Se caracteriza por la presencia de múltiples dilataciones de los vasos sanguíneos de pequeño calibre (telangiectasias) con propensión a hemorragias localizadas, principalmente nasales (epistaxis) aunque también urinarias, digestivas, respiratorias y neurológicas.

El pronóstico de los pacientes puede llegar a ser muy grave, dependiendo de la afectación visceral que presenten. Se trata de una enfermedad genética de carácter autosómico dominante, que se ha relacionado con dos genes:

  1. Gen de la Endoglina (ENG): Mutaciones en este gen dan lugar a THH de tipo 1. Actualmente se han descrito más 350 mutaciones.
  2. El gen del receptor de la Activina tipo quinasa 1 (ALK-1): Las mutaciones en este gen originan THH de tipo 2. En este caso se han descrito más de 250 mutaciones.

Los individuos afectados presentan una copia del gen ENG o del gen ALK-1 normal y la otra mutada. Esto hace que las células endoteliales expresen sólo la mitad de proteína funcional, lo que no es suficiente para que la célula realice su función adecuadamente y como consecuencia se desarrolle la enfermedad. Este mecanismo patogénico se conoce como haploinsuficiencia.

Diagnóstico

El diagnóstico de la THH tradicionalmente se ha basado en la presencia de cuatro signos clínicos compatibles que se conocen como Criterios de Curaçao (1999). Estos criterios incluyen: epistaxis, telangiectasias en piel y mucosas, presencia de malformaciones arteriovenosas en órganos internos, y existencia de antecedentes familiares.

El diagnóstico es definitivo si se cumplen tres o más criterios, sin embargo, debido a la variabilidad fenotípica de la enfermedad, en muchos de los casos no se da esta situación, por lo que el diagnóstico se complica.

Actualmente, gracias a los avances en las técnicas de biología molecular, el análisis genético basado en la búsqueda de mutaciones en los genes mencionados aparece como una nueva herramienta diagnóstica concluyente.

Análisis genético ofrecido por Secugen

En Secugen les ofrecemos un análisis qenético basado en la secuenciación completa y MLPA de los genes ENG y ALK-1, que permite obtener resultados de forma rápida (4 semanas aprox.) y a un precio asequible, todo ello siguiendo unos estrictos controles de calidad.

Además contamos con el asesoramiento la Dra. Luisa M. Botella del Centro de Investigaciones Biológicas del CSIC y del Dr. Roberto Zarrabeitia, Responsable de la Unidad de THH del Hospital Sierrallana (Torrelavega), especialistas en la enfermedad de reconocido prestigio tanto a nivel nacional como internacional.

Utilidad

Nuestro estudio genético se presenta como una herramienta que abre nuevas alternativas:

  • Confirmación de diagnóstico: Debido a la gran variabilidad del cuadro clínico de esta enfermedad, el análisis genético se presenta como una prueba confirmatoria imprescindible.
  • Diagnóstico temprano: Es de especial importancia en pacientes jóvenes, ya que un diagnóstico temprano, antes de que se manifiesten síntomas clínicos, permite tomar decisiones adecuadas en cuanto al tratamiento y prevenir las consecuencias de la enfermedad, que pueden llegar a ser muy graves.
  • Prevención: Permite estudiar a pacientes con antecedentes familiares de THH, y anticiparse al desarrollo de las manifestaciones clínicas.